PREPARANDO EL DESAYUNO Y CITANDO A ROSA MONTERO

En mi lectura de la novela La hija del Caníbal de Rosa Montero me he encontrado esta cita que me ha gustado mucho:

” … la primera fase de amor consiste justo en eso… resumiendo: en conseguir lo imposible, inventarse lo posible y ser, sobre todo, lo que una no es. Porque la primera fase del amor no la vives tú, sino tu doble, esa enajenada en la que te conviertes.”

En este punto de mi existencia, no puede haber frase más acertada que esta, ya que me encuentro haciendo cosas que nunca creí que haría, como prepararle el desayuno a alguien más.

Quiero que sepas, mi querido lector, que a mí eso de cocinar no se me da. No hay nada que aborrezca más que tener que preparar la comida, incluso ahora que vivo sola y nadie más lo hará por mí, siempre busco la manera de evitarlo. Mis magníficos platillos de desayuno incluyen pan con café, cereal con leche, huevos estrellados y quesadillas. Por eso me percaté de que no era yo, sino mi doble quien preparaba hot cakes para alguien más con la única intención de verle feliz y que he entrado en la primera fase de ese proceso que tanto temía experimentar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s